El desbroce – en búsqueda del prado perfecto

La diferencia entre un prado cuidado y uno abandonado es abismal. Nuestra finca fue abandonada durante más de 10 años, lo cual pertitió al junco y las malas hierbas ganar mucho terreno.

Aquí podemos ver el cabaño en su estado actual y en un render después de haber dejado todo prado alrededor.

Comparariva del estado de la finca antes y después de desbroce

Debrozar una finca de esta extensión no es tarea fácil. Hay muchas alternativas para desbrozar la finca. Las veremos más adelante. Nosotros nos decidimos finalmente por la opción del tractor.

Desbroce natural con animales de pasto: Obviamente, esta es la solución más indicada, ya que utilizando animales de pasto, es posible mantener un prado limpio. Pero si no se mantiene suficientemente bien, se mueven los animales y se preservan los conductos de agua quizás algunas partes se van deteriorando y los animales más cómodos (como las vacas) acaban pastando en la parte del prado que está mantenida dejando las zonas sucias sin tocar. Algunos animales como las cabras sí que tienden a comerse todo, lo cual ayuda.

Dos burritos preciosos, vecinos nuestros

Quemas controladas: esta es una alternativa que parece bastante eficaz. Sin embargo hay que hacerlo con much cuidado. El periodo para esta intervención es durante la seca, que es en octubre y noviembre, periodo en el que el viento de sur es más frecuente y los prados están más secos. Sin embargo esta actividad tiene sus contras. Hay que hacer una solicitud a montes y se suelen demorar hasta 3 meses, siendo el silencio interpretado como negativa al permiso. Tienes un recurso durante un mes. Además es necesario hacer esta intervención con profesionales expertos.

Herbicida: La verdad que parece bastante efectivo, pero en principio no tenemos ninguna intención de utilizar este procedimiento. Hay herbicidas naturales como la sal, pero la limitaríamos a zonas muy concretas, ya que la sal se puede mover con la lluvia y afectar a otras zonas.

Desbrozadoras con procedimiento de quema: Hay aparatos queman las raices de las malas hierbas de manera bastante efectiva. Hay opciones no muy caras, como puedes ver aquí una versión más asequible y aquí versiones profesionales con propano.

El debroce a mano: si quieres hacer ejercicio siempre puedes recurrir a las debrozadoras manuales. Algunas son puramente herramientas manuales, y otras van con motor.

Nosotros hemos comprado maquinaria que nos vendrá muy bien para hacer un desbroce continuo. Una desbrozadora, una sierra eléctrica y un corta setos (perfecto para desbrozar en cabañas y muros). Aprovechamos Prime day el 21-22 de junio para conseguir un descuentito.

El desbroce con pala mecánica o tractor: Este es probablemente la solución más escalable. Con la pala mecánica te puedes llevar literalmente por delante una hectarea de malas hierbas en una mañana. Hay muchos profesionales disponibles, pero el precio es relativamente alto. Aquí puedes hacerte una idea de cuánto costaría.

Al final, el 10 de julio decidimos tirar con esta opción y buscamos un tractor para acabar con el junco. Nos retrasamos bastante, dado que había llovido y con el suelo demasiado húmedo, el tractor podría dejar surcos con las ruedas y “armar un cristo”.

El tractor empezando el desbroce de arriba a abajo
Muerte al junco!!
Algunas vacas adustadas con el tractor se refugiaban en el cabaño
El tractor no tuvo piedad con los juncos

2 comentarios sobre “El desbroce – en búsqueda del prado perfecto

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: